Publicado: Miércoles, 24 Junio 2020 12:03

Conociendo la vida y mundo creativo de Dianne Hofner Saphiere Destacado

Escrito por
Valorar este artículo
(0 votos)

Entrevista por César Rincón.

Dianne Hofner Saphiere, 1960 Wisconsin Estados Unidos. Es licenciada en Estudios Internacionales de la Universidad del Pacífico en California, con maestría en Recursos Humanos y el Desarrollo de Organizaciones de la Universidad de San Francisco. Además de sus estudios formales es fotógrafa y gestora cultural y social.  Actualmente se encuentra radicada en el puerto de Mazatlán Sinaloa, al noroeste México.

En el ámbito artístico Hofner Saphiere es una creadora de la imagen con un repertorio amplio y creativo: ama la belleza de la naturaleza, los matices de la cultura, la igualdad, la libertad y casualidad del arte abstracto. Recientemente participó en el lanzamiento del Mosaico Internacional Armemos La Paz, en la Universidad Surcolombiana de Neiva, un proyecto que integra más de cien artistas de diferentes nacionalidades que nació en Colombia.

Su historia de vida y obra ha llamado la atención de Audio Noticias al Instante, por ello nos hemos contactado con Dianne para hacerle una entrevista y nos permita conocerla más a fondo.

 

¿Quién es Dianne Hofner Saphiere?

R.- Una mujer que ha dedicado su vida a buscar la igualdad y la justicia social. Estoy convencida cree que cada uno de nosotros somos piezas de un rompecabezas cósmico: cada uno posee talentos, habilidades y conocimientos únicos que colaborando unidos nos permiten resolver con éxito cualquier desafío que nuestro mundo pueda enfrentar. Por lo tanto, debemos darles voz a nuestros dones y contribuirlos al mundo, invitando a los demás a usar, ver, escuchar y respetar.

Cuéntanos brevemente donde naciste, tus padres, tu infancia, donde estudiaste, tu familia?

R.- Nací en un pequeño pueblo agrícola en el sur de Wisconsin, justo al norte de Chicago y al sur de Milwaukee. Crecimos con "niños de la granja" y "gente del pueblo". Mi hermano menor murió cuando yo tenía 11 años y nos mudamos a Arizona. Allí, la misa católica, a la que asistió mi familia, fue en español—que no hablamos. La mayoría de la gente caucásica, como nosotros, eran mormones, y en aquel entonces no querían interactuar con nosotros. La mayoría de los que me incluyeran como amiga eran Hopi o Navajo (Diné). Estos amigos hablaban 3 idiomas (yo sólo uno), a menudo eran extremadamente talentosos, fuertes y adaptivos; se veían obligados a vivir lejos de sus familias y fueron objeto de mucha discriminación.

Así comenzó mi interés de por vida en la diversidad cultural y la justicia social. Viví en Japón desde los 17 hasta mis 32 años, un país que adoro. Recibí una licenciatura en Estudios Internacionales de la Universidad del Pacífico en California, y maestría en Recursos Humanos y el Desarrollo de Organizaciones de la Universidad de San Francisco. También he tomado clases en la Universidad de Salamanca, Kansai Gaidai (Osaka) y Stanford. Estoy casada con Greg Webb, quien frecuentemente me ayuda como asistente fotográfico, y tengo un hijo, Daniel Saphiere, nacido en 1995, quien es geógrafo económico.

La eterna pregunta que no puede faltar; el fotógrafo nace o se hace?

R.- El fotógrafo se hace, en mi humilde opinión. Todos tenemos ojos que ven lo que otros no, sentidos que captan lo que otros pierden. Un artista elige un medio, o varios, a través del cual comunicar esa visión y sentido únicos al resto del mundo. El mensaje suele ser un deseo, una necesidad de darle vida. Negar su nacimiento es doloroso. En mi caso, el medio que más me comunica es la fotografía; me apasiona tanto que puede convertirse en una obsesión. Conscientemente tengo que esforzarme para mantener el equilibrio de la vida.

¿Qué impulsó a Dianne Hofner ser fotógrafa?

R.- Viaje internacionalmente sola y por primera vez pagando mi propio boleto, cuando tenía 13 años de edad. Experimenté el mágico mundo del océano por primera vez un año después. Ambas experiencias fueron tan emocionantes que me desarrollaron una pasión por los viajes de toda la vida; me encanta viajar. Y, es imposible viajar sin capturar momentos desde lejos para compartir con familiares y amigos en casa, ¿verdad?

Tengo casi 50 años tomando fotos. Cuando final y formalmente empecé tomar clases de fotografía y aprender a disparar en manual, hace unos 10 años, logré la habilidad de crear fotos en lugar de tomarlas, y todo cambió. El “bicho” de la fotografía me mordió muy fuerte.

¿Por qué el proceso creativo es tan importante para ti?

R.- El amor y la creatividad son los regalos que hacen que la humanidad sea más divina, más cercana a la imagen de Dios. Liberan nuestras almas, traen alegría a las partes más profundas de nuestro ser, nos permiten abrazar nuestra conexión con los demás y con nuestro planeta. Una vez que probamos la alegre liberación y la interconexión de la creatividad, quién no querría vivir sin ella.

¿Cómo empezaste y cuándo te diste cuenta que ser artista (fotógrafa) y gestora cultural era tu vocación?

R.- Convertirme en una fotógrafa de bellas artes nunca fue una decisión consciente. Siempre me ha encantado el arte; estudié bellas artes e historia del arte en la universidad y en mi tiempo libre durante la mayor parte de mi vida. Siempre he pintado y hecho manualidades en casa. Participo en talleres de arte, asisto a inauguraciones de eventos artísticos en galerías, y tengo una curiosidad insaciable sobre el proceso creativo de los artistas. A través de mi periodismo fotográfico, me encontré promoviendo artistas que respeto y admiro, compartiendo su trabajo con el público que me sigue. Mi buena amiga, la muy talentosa artista Dory Perdomo, es dueña de una galería de arte y amablemente me pidió interpretar para sus artistas internacionales, ya que hablo inglés y japonés. Me enamoré de aprender de ella y de estos talentosos profesionales, y antes de que me diera cuenta, estaba exhibiendo mi obra propia, curando exposiciones y experimentando con nuevas técnicas fotográficas.

¿Recuerda su primera fotografía?

R.- Creo que sí: una foto que tomé en antiguo Oraibi, en las tres mesas de los Hopi en el norte de Arizona, durante el baile de las serpientes que hacen los sagrados kachinas. Por supuesto en ese entonces la tomé en blanco y negro, con un cámara automático; tenía yo 12 años.  Hoy en día creo que ya no se permite tomar fotos durante esas ceremonias tan importantes.

¿Algún fotógrafo famoso le inspiró?

R.-

  1. Sin duda alguna, la pareja de Cristina Mittermeiar y Paul Nicklen, fotógrafos de la naturaleza, conservacionistas de renombre y fundadores de SeaLegacy. Los lugares que visitan, el increíble comportamiento animal y el paisaje que presencian, y la forma humilde, hermosa e informativa en que presentan su trabajo, me dan una gratitud sin fin.
  2. Como me fascina viajar y los hermosos e únicos lugares de este mundo, sigo la obra de John Weatherby, un explorador de locaciones para las películas de Hollywood. Sus imágenes siempre captan una perspectiva, un sentido diferente al común.
  3. Con mi interés en la cultura e antropología, los retratos e el éxito de Steve McCurry también me han inspirado mucho.
  4. Me encanta la fotografía de larga exposición y la pintura con luz, y mi artista favorito es un caballero no tan conocido que se llama Rod Evans. Él hace sus propias herramientas y comparte libremente sus inventos, en el verdadero espíritu que es el género de la pintura de luz.
  5. A mi la fotografía de flores no es una pasión como a muchos, pero las flores de Kathleen Clemons son otra cosa. Ella crea un mundo entero dentro de los pétalos de una sola flor.
  6. Me preocupa que no tengo un estilo propio, porque me encanta experimentar con técnicas y con sujetos. Por eso me fascina la obra de Joel Grimes, porque tiene un estilo que se identifica de inmediato.
  7. Este ultimo fotógrafo todavía no es reconocido, pero debe de ser. El joven Abe Snider, quien se especializa en astrofotografía. Amo su trabajo porque es muy puro. Está dispuesto a caminar tanto como sea necesario, esperar a través de la lluvia o la nieve para un clima perfecto, darse por vencido e intentar nuevamente otro día, para obtener la toma perfecta. Su amor por su trabajo y su perseverancia lo ayudan a crear imágenes increíblemente hermosas.

Eres gestora cultural, fotoperiodista organizadora comunitaria. ¿Cómo has logrado alternar y dedicar tiempo todas esas actividades?

R.- A mi edad ya debería haber aprendido el equilibrio de la vida, pero uno de mis mayores problemas es que quiero hacer todo. Quiero ver todo lo que pueda, sentir lo más posible, hacer cosas nuevas por primera vez, pasar tiempo con tanta gente increíble. Puede ser agotador. Soy introvertida por naturaleza, pero mi entusiasmo por la vida me mantiene en constante movimiento.

¿Cómo has logrado desarrollar tu trabajo como gestora de la cultura?

R.- Una vez más, no me he propuesto ser una organizadora comunitaria, pero el papel ha surgido o se me ha ocurrido. Cuando nos mudamos a Mazatlán, comencé un blog sobre nuestras vidas como una familia expatriada, para mantenerme en contacto con familiares y amigos. Mis seres queridos se aburrieron rápidamente de leer nuestras historias, pero obtuvimos seguidores que buscaban cambiar su estilo de vida y mudarse internacionalmente. A través de ese mismo sitio web, nos convertimos en una voz, una salida de noticias en la comunidad de expatriados, y para los mazatlecos viviendo en el extranjero. A partir de ahí, fue un siguiente paso natural para nosotros ayudar a conectar a las personas para resolver problemas en la comunidad. Por ejemplo, durante la pandemia de COVID, he estado trabajando con un grupo llamado “Mazatlán Comparte”, para alimentar a los desempleados y comprar insumos de protección personal para enfermeras y médicos en nuestros hospitales públicos.

Además, he traído varias veces a un maestro indígena experto en la fabricación de papel amate; organicé una importante Marcha de Mujeres, y he sido fundamental en una iniciativa de Arte en las Calles. Para mi ha sido un enorme privilegio poder ayudar, por amor a nuestra ciudad y su gente que nos han recibió con tanto cariño.

Se destacan barreras como la realidad de que hay detractores en todas partes, especialmente ahora durante la pandemia. Algunas personas no creen, piensan que estamos inventando todo lo del virus. Pero creo que cada uno de nosotros debemos contribuir nuestra parte, hacer lo que sabemos que es adecuado para nosotros, y eso es lo mejor que podemos hacer. Las satisfacciones son incontables: conocer gente maravillosa, ver las cosas increíbles que hacen y motivarse para probar un enfoque diferente. El mundo es un lugar hermoso lleno de personas increíblemente talentosas y comprometidas.

¿Qué significa para ti ser fotoperiodista?

R.- Ya sea que escriba para un periódico, revista o sitio web, la mayoría de mis artículos son sobre personas: sus talentos únicos, puntos de vista sobre la vida, su poderosa historia personal y familiar. Creo que compartir mis fotos y escribir como fotoperiodista ayuda a los lectores a darse cuenta de que no están solos; la gente exitosa también pasa por dificultades y tiempos difíciles. Todas nuestras vidas incluyen alegría y amor, así como derrota y tristeza. Espero que mis historias mejoren el día del lector, les conecten con el mundo que les rodea, enciendan la empatía dentro de ellos y los motiven a vivir su día un poco más plenamente.

¿Cuál ha sido la fotografía que más recuerda y porque?  

R.- Esta es una pregunta difícil. Lo curioso es que, como creadora, me enamoro de mis creaciones. Son como niños: cada uno de ellos me fascina. Supongo que la que se destaca en mi memoria es la que tomé del avión militar de la Segunda Guerra Mundial que se llama, "Eso es todo, hermano"—dicho directo a Adolf Hitler. La foto es encantadora, tomada en un momento muy oportuno durante un evento importante. Pero está más allá de la foto en sí lo que lo hace memorable para mí. El hecho de que Wisconsin, donde nací, es donde encontraron este viejo avión, el primero en lanzar paracaidistas en las playas de Normandía para poner fin a la guerra. El avión estaba en un depósito de chatarra, olvidado, pero mis compatriotas se ofrecieron como voluntarios, recaudaron dinero y la comunidad se unió para restaurar este pedazo de historia a su gloria del Día D. Me encanta esa foto porque me recuerda el poder de la comunidad y el respeto por nuestro pasado.

¿Cuál es la relación entre su vida y lo que capta con la lente?

R.- Quienes somos afecta todo lo que vemos y cómo lo percibimos. Nuestras experiencias, perspectivas, valores y creencias dictan nuestras percepciones. Por lo tanto, la relación entre mi vida y lo que capturo con mi lente es directa y fuerte. Creo que lo que ves en mis fotografías es honestidad y autenticidad, respeto por la belleza inherente y la singularidad.

¿Qué papel Juega su familia en el campo artístico?

R.- Me toleran me aguantan. No, en serio, mi esposo y mi hijo me apoyan mucho. Especialmente mi marido me acompaña en casi todas mis excursiones fotográficas. Me ha salvado de ser atropellada por un autobús, de ser atacada por un caimán y de ser sido herida por disparos de narcotraficantes. ¡Mientras miro a través de mi lente no tengo visión periférica! Por otro lado, no comparten mi pasión, por lo que se cansan de mi fotografía, se aburren con ella, resentidos por el tiempo que esta pasión se lleva.

Eres una artista en todo el sentido de la palabra, como vivir del arte en México?

R.- Tengo un respeto total por aquellos que viven completamente de su arte. Afortunadamente tuve una larga carrera antes de ser consumido por este llamado, así que pude comprar mi casa y equipo, y ahorrar algo de dinero para el futuro. Vivir del arte en México es, como en cualquier lugar, lejos de ser fácil. Muestro en galerías, vendo a través de las redes sociales, participo en ferias de arte, asumo encargos de retratos, realizo fotografías empresariales, fotografío eventos comunitarios y espacios públicos y privados. El equipo y los suministros fotográficos son caros; Es una manera desafiante de ganarse la vida.

¿Además de la fotografía de reportaje, paisajes y naturaleza, estas incursionando el al área de la fotografía conceptual, que te gusta de ello?

R.- Últimamente estoy trabajando mucho con la fotografía abstracta, especialmente como estoy en casa durante la cuarentena. Mucho de lo que he hecho en mi vida ha tenido que ser "correcto", bien practicado y ensayado. La espontaneidad de usar procesos fotográficos que, si bien están estrictamente controlados, pueden ofrecer resultados muy inesperados, me libera y me da energía. Me encanta cómo puedo producir algo con mi cámara que el ojo humano no puede percibir, gracias a la mayor sensibilidad a la luz o los tiempos de obturación más largos, por ejemplo.

Con el arte conceptual realmente estoy empezando. Me encanta porque tiene la capacidad de unir mi pasión de toda la vida por la justicia social con la fotografía. Finalmente, el mundo acaba de alcanzar una masa crítica de personas, por lo que está en un punto de inflexión, reconocer nuestras historias racistas y cambiar nuestras realidades sociales hacia la equidad y la justicia. Estos son tiempos emocionantes, y me encantaría que mi fotografía ayudara con esta transformación.

Algún hecho que haya marcado su vida?

R.- Todos vivimos vidas llenas de altibajos. Los mayores marcadores en mi vida incluyen la muerte de mi hermano menor cuando tenía solo 21 meses, mi lucha contra el cáncer, los suicidios de mi hermana y sobrino, y la supervivencia de la violencia doméstica del padre biológico de mi hijo. Hay mucho que aprender y procesar en cada uno de estos eventos, y afortunadamente se han equilibrado con muchas, muchas bendiciones de la vida. La más grande de ellas es el nacimiento de mi hijo y el encuentro con el amor de mi vida que lo adoptaría como suyo.

Eres una artista que has viajado y vivido en varios países, que limitantes y ventajas puedes desatacar de tu actividad en México?

R.- Me encanta vivir en Mazatlán, México. El entorno natural aquí es hermoso: playas, vistas a las montañas, estuarios y lagunas, y toda la vida silvestre que contienen esos lugares, y la gente está llena de alegría y hospitalidad. Las ventajas de ser un artista aquí incluyen que tenemos una comunidad artística vibrante de artistas muy talentosos que están ansiosos por compartir, colaborar, aprender y apoyarse mutuamente. Estamos bendecidos con una casa de ópera histórica de clase mundial y una reconocida escuela de arte municipal, una larga y diversa tradición musical, compañías de ballet y danza moderna muy respetadas, un estilo arquitectónico tropical-colonial rico y único, y uno de los carnavales más antiguos y más grandes del mundo.

Lamentablemente, como somos una ciudad pequeña, dependiente del turismo y la industria de la clase trabajadora, no hay un mercado enorme o lucrativo para el arte; El arte que se vende tiende a ser más asequible y orientado al turismo. La otra limitación que diría es que hay una triste tendencia entre algunos a sentir celos, a derribar a otros en lugar de construirlos, a competir por una porción del pastel en lugar de construir un pastel más grande con piezas para todos. Eso es cierto en cualquier parte del mundo. Aquí también hay una tendencia a copiar lo que funciona y tiene éxito, en detrimento al desarrollo de la propia voz y estilo únicos. Nuevamente, no creo que esto sea exclusivo de Mazatlán o de México.

Qué proyecto artístico a corto plazo?

R.- He estado planeando dos libros durante bastante tiempo. Una es una mesa de café con fotografías de mi ciudad. El otro se titula "Cliché vs Consecuencial: más allá de los estereotipos", y es un volumen editado de fotografías y ensayos de todo el mundo. Las ganancias de esta versión editada ayudarán a los refugiados y trabajadores migrantes.

¿Qué consejo le darías a alguien que quiere empezar en el mundo de la fotografía?

R.- No sé si soy una buena persona para ofrecer consejos. Diría que, como con cualquier cosa en la vida, sigue a tu corazón, sé fiel a tu voz interior y trabaja duro para perfeccionar tu oficio. Lamentablemente, en el caso del arte, mi lado práctico recomienda tener una habilidad en algo que paga las cuentas con regularidad.

Algo que quieras agregar?

R.- Maestro, muchas gracias por guiarme en esto y ayudarme de muchas maneras. Espero conocerte en vivo y en persona pronto.

Enlaces relacionados: 

https://www.mirartegaleria.com/2020/06/arte-real-y-conceptual-de-dianne-hofner.html

https://www.lensculture.com/dianne-saphiere

https://theculturemastery.com/2015/11/01/developing-cultural-competency-as-a-life-long-journey-the-culture-guy-podcast/

Leído 112 veces Modificado por última vez el Viernes, 03 Julio 2020 15:43

Dejar un comentario

Make sure you enter all the required information, indicated by an asterisk (*). HTML code is not allowed.