Publicado: Sábado, 19 Octubre 2019 10:19

Usted es el reportero… ¿lo sabía? Destacado

Escrito por Opinión
Valorar este artículo
(0 votos)
Usted es el reportero… ¿lo sabía? De la web

 

Por Manuel Tiberio Bermúdez

Si bien es cierto que abundan los periódicos y los periodistas, también lo es que las maneras de informar están dando grandes vuelcos.

Un gran número de personas no depende para informarse, como hasta hace poco, de los llamados medios tradicionales: prensa, radio y televisión. Hoy las modernas tecnologías de la información y de la comunicación nos permiten conocer lo que sucede en el mundo con  sólo un clic en nuestro computador o a un roce con el dedo en nuestro teléfono inteligente.

La noticia de primera mano ya no es exclusiva de las grandes cadenas radiales o los flash de las emisoras de televisión, ahora cualquier transeúnte desprevenido que esté en el momento oportuno frente a un suceso está en capacidad de darlo a conocer al mundo, sin ni siquiera ser su intención la de ejercer de periodista.

Tuiter, Facebook, blogs, paper.li, y otro sinnúmero de herramientas permiten a quien tenga vocación de “comunicador”, contar de primera mano lo que sucede en su entorno y entonces ya la famosa chiva, cada día queda más lejos de ser pertenencia de los jactanciosos grandes medios de comunicación.

Es por esto que su teléfono, es más que un aparato para estar prendido a él con la cabeza gacha y los ojos rojos de tanto estar observando la pequeña pantalla. Hoy, su teléfono celular le permite participar, informar, denunciar, hacer parte de quienes pueden ayudar a cambiar las realidades que se viven o al menos ser partícipes de ellas.

Lo bueno de todo es que no necesita un sofisticado equipo ni un costoso celular, cualquier teléfono, de los llamados inteligentes, servirá para que cualquier persona sea parte de este mundo que corre, vuela, grita, insulta, provoca, miente, se desahoga,  y se proyecta en las redes sociales en las que hoy,  millones y millones de seres humanos somos habitantes de ese mundo llamado virtual que en ocasiones nos aparta de nuestro exterior inmediato.

Hasta los medios tradicionales abren espacios para que corresponsales no pagos ejerzan el oficio de reporteros y la información provenga de lugares a los que los medios no desean enviar a sus comunicadores por lejanos  o por no invertir recursos para desplazarlos.

Gracias a ellos, a esos reporteros espontáneos,  la gente ha podido observar en directo y sin ediciones maliciosas o amañadas las marchas de protesta, la salida de tono de un político, el “usted no me conoce”,  de un ofuscado padre de la patria sorprendido en un acto non santo, la arbitrariedad cometida por un representante de la ley y hasta monumentos de voyerismo en alguna alcoba que se creía libre de mirones. 

Claro que se tiene que tener formación  para ejercer el oficio de periodista, pero hoy estos pequeños artefactos que no soltamos ni para ir al baño, permiten el ejercicio narrativo de momentos que cada uno de nosotros tiene la fortuna de vivir.

 

Leído 282 veces Modificado por última vez el Sábado, 19 Octubre 2019 10:22

Dejar un comentario

Make sure you enter all the required information, indicated by an asterisk (*). HTML code is not allowed.